¿QUÉ HISTORIA BUSCAS?

AHORITA LA ENCONTRAMOS.

Healthy food, relajación y yoga, ¡así es Maco!

Ya sea por salud o por moda el mundo de la ‘healthy food’, cada día crece más y los negocios que ofrecen alternativas para los veganos están a la orden del día, teniendo una presencia importante en nuestra ciudad. Es por eso que esta semana, en un intento por dejar las “garnachitas” atrás, fui a visitar un lugar que estoy segura de que abrirá sus opciones si de comida saludable se trata.

Me refiero a Maco café bistrot, un negocio ubicado en el corazón de Querétaro, a unos pasos del Jardín Guerrero, y en el que podrás desayunar, comer o cenar sin que te sientas pecador ni tengas que estar pegado a tu conteo de calorías, ya que todo está pensado en hacerle bien a tu cuerpo.

Este restaurante y cafetería comenzó enfocado en lo que se denomina ‘slow food’, que no es otra cosa más que lo contrario a la comida rápida e industrializada. Se trata de no estandarizar los platillos y disfrutar de la preparación personalizada de cada uno de ellos. Así que, cuando visites este lugar, te recomiendo que vayas con el tiempo y la disposición de esperar unos minutos extra por algo que seguro le agradará a tu paladar.

Maco 4


Aquí es garantía que pasarás más de 10 minutos viendo el menú -sobre todo si nunca antes has visitado un lugar que ofrezca varias alternativas veganas- y si pones atención, notarás que la comida que tarda un poco más tiene un ícono de relojito y los platillos veggies tienen una V.

Encontrarás los desayunos (que se sirven de lunes a viernes de 8:30 a 12:30 horas y los domingos de 9:30 a 13:00 horas) con opciones como café y fruta, ensaladas, enfrijoladas, quesadillas, huevos -al gusto- y bagels para los que debes considerar entre 35 y 50 pesos, por mucho 70 pesos en un platillo, lo cual es una buena opción para una reunión matutina con tus amigos.

En cuanto a bebidas podrás encontrar té, café, tizanas, naranjadas, batidos e incluso vasos de leche, y no gastarás más de 35 pesos. Asimismo, podrás acompañar con algunos de los postres como panqué de plátano, pay de guayaba, pastel de manzana y galletas de nuez -elaboradas con mantequilla orgánica, según reza el menú-.

En cuanto a bebidas podrás encontrar té, café, tizanas, naranjadas, batidos e incluso vasos de leche, y no gastarás más de 35 pesos”

Si de comida y cena se trata, en Maco la carta se divide en “viandas”, donde te ofrecen sopas de tortilla, frijol o cebolla por 40 pesos. También hay tacos de champiñones, tacos de tasajo al cilantro (como en Oaxaca) y tacos de “chorizo artesanal”. La verdad, he de confesar, al leer esto me sentí timada, como cuando te venden un champurrado con el nombre de “sublimado de maíz”, pero ahí sí, ustedes vayan, prueben y comprueben… lo que es un hecho es que todo está delicioso.

También pueden encontrar paninos entre 60 y 80 pesitos, ensaladas en 65 pesos -tendrán que pensarle bien porque hay como mil opciones- y pizzas que están entre 115 y 150 pesitos y, como ellos dicen, rinde “para dos personas con hambre media o una con hambre voraz”. De éstas podrás encontrar para carnívoros y para veganos, como la pizza “Pili” que lleva queso gorgonzola, nuez, manzana y una mezcla de más quesos o la “Margarita” con jitomates deshidratados, albahaca y mezcla de quesos.

Maco 2


Si aún no están convencidos, Maco café bistrot es un lugar en el que se esfuerzan porque los alimentos y procesos sean de la mejor calidad y con insumos orgánicos, un sitio donde te aseguran que el café que consumes es “de altura, orgánico, chiapaneco y para su compra el trato es directo con la comunidad”, para que no haya intermediarios y que los campesinos y productores sean quienes ganan.

destacado 1

En este lugar buscan ser responsables con el medio ambiente, por lo que la decoración es muy ecológica -siempre estarás cenando bajo una higuera- y tienen estacionamiento para las bicis, además de que son pet friendly y puedes ir con tu mejor amigo perruno. Y sí, por si lo dudabas, hay wifi.

Si te interesa, también tienen un salón para clases de yoga rehabilitación que, en lo personal, me han hecho sentir muy bien. No es necesario que te comprometas a tomar mil clases, puedes ir a una de muestra y para que te pasen los datos puedes preguntar ahí mismo o en el Facebook de Maco.

Y finalmente, en cuanto a su compromiso social, son centro de acopio de la Estancia del Migrante González y Martínez, A.C., lo que significa que aquí puedes entregar ropa o zapatos en buen estado, productos de higiene personal o alimentos para ayudar a nuestros amigos que viajan en busca del sueño americano.

Así que ya lo sabes, si quieres probar algo nuevo donde puedes sentirte en armonía con lo que eres, practicas y comes, ve a Guerrero #4 Nte. (frente al Museo de la Ciudad) a relajarte y disfrutar de la buena comida.

Si conoces más lugares como este, escríbenos a revistaqualia@gmail.com para ir a conocer y comer.

 

Somos todos los que integramos la redacción ambulante de este proyecto; personas que buscan siempre una historia qué contarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *