Enter Keyword here..

And press enter.

Librería Pessoa, el vínculo entre lector y autor

Tras poco más de año y medio, volvimos a la Librería Pessoa. Y sí, sigue ahí.

Sigue en el lugar en el que la conocimos por primera vez, en la Plaza Paleta II, local 2, sobre Hidalgo. Para quienes quieren recordarlo y para quienes no lo leyeron, aquí se los dejamos.

Gerardo Morales López también sigue ahí, trabajando para mantener vivo su sueño. Ahora entiende mejor que tener una librería no es solo renunciar a un trabajo, buscar unos cuantos libros populares, hacer muebles y poner un horario de servicio.

No, las librerías son demandantes. Cada día hay nuevo material que él debe conocer. Tiene que buscar espacios para ofrecer su producto, porque en estos días tener un local no es suficiente. Sin olvidar, por supuesto, la parte operativa y administrativa del negocio.

“La verdad es muchísimo trabajo. No solo la cuestión de conocer el libro; llegaba nuevo material y había que conocerlo. También ha sido el hecho de estar buscando espacios, darse a conocer, que la gente sepa que estamos aquí”.

Lalo, como muchos lo conocemos, no puede dejar de sonreír en medio de sus libros.

Él dice que son nervios, pero puede ser emoción por lo que está por venir.

Platicando con él, confesó que después de la primera entrevista mucha gente fue a visitarlo, y como rock star, se tomó fotos con algunos.

“En el video anterior, me sentí famoso. Hasta llegó gente a decirme: ‘Te vi en el video, qué buena onda, no todos hacen eso’. Me pedían una foto. Fueron mis cinco minutos de fama”.

Esta vez, cuenta cómo ha logrado crecer su negocio, los proyectos que tiene por delante y, más importante, cómo cree que la tecnología no va arrasar con los libros en el futuro cercano.

Lo primero que notamos al regresar a la Librería Pessoa, es que cambió los muebles. Son más altos y están llenos de libros. En una esquina hasta tiene un pequeño repertorio de películas.

Pero no solo es diferente por los muebles o la cantidad de libros, también tiene más actividades.

Su proyecto consiste en crecer su acervo –en especial dirigido a humanidades para que la gente se sienta más atraída por el espacio, y ofrecer actividades, como arte huichol, curso de japonés y de cine.


· Independiente ·

No tener una gran corporación que lo respalde, no ha sido un problema para su crecimiento. Lalo ha logrado encontrar las ventajas de tener una librería pequeña, y es algo tan simple, como ser “único y diferente”.

Explica que lo que una editorial busca es mover y vender su producto, especialmente porque en ocasiones el tiraje es muy corto; si lo colocara en una gran tienda, los espacios que se les dan son limitados.

“La diferencia es que en librerías pequeñas el catálogo es mucho más reducido, entonces hay la posibilidad de que se conozca más, porque es muchísimo más grande el espacio que ocupa en una librería independiente”.

Siguiendo sus valores y metas, de acercar a la gente a la lectura, Gerardo siempre está buscando maneras para que el lector se involucre y conozca más del texto, por lo que procura invitar a los autores de ediciones independientes a presentar su producto.

  Foto: Alonso San Juan

· La Mestiza ·

Además de los talleres de arte huichol, la librería se convirtió un lugar de encuentro donde renació “La Mestiza”, un fanzice.

Originalmente fue un proyecto de estudiantes de Psicología, quienes llegaron a la Librería Pessoa a conocerla y tras varias pláticas, decidieron revivirlo.

“‘La Mestiza’ es una autopublicación en la que se acepta absolutamente todo, es necesariamente incluyente y no tiene un formato, no tiene un gusto. Cabe cualquier cosa, hasta un garabato”.

Esta publicación tiene un formato muy peculiar; son intervenciones de recortes, con pluma o con lápiz.  Se conforma de textos propios o colaboraciones, escritos bajo un seudónimo, en los que los participantes se desahogan.

“La Mestiza” no se vende, se coloca en la Facultad de Psicología y en algunos cafés junto con un pequeño frasco en el que se invita a los lectores a dejar alguna cooperación, más que nada para las copias, porque por muy cerca que estén de la UAQ, alguien tiene que pagarlas.

 Foto: Alonso San Juan

· Lectura electrónica ·

Parece que la tecnología está en todos lados, alguna es esencial para la vida diaria, pero no toda es siempre necesaria.

Para alguien que tiene una librería, es malo si las ventas de los libros físicos caen y las de los electrónicos suben, pero Gerardo no cree que eso pase muy pronto.

¿Por qué? Nada se compara al olor de un libro nuevo.

“El asunto del libro físico, todavía es un asunto poético. Propiamente el artículo, solo el libro, el que sea, tiene una cuestión seductora. El avanzar, el leerlo, el sentirlo, el cargarlo a todos lados. El libro electrónico me parece que le falta desarrollarse tanto tecnológicamente, como en este sentido de competencia de artículo”.

Para explicarlo, Lalo hizo la comparación con la música. Su formato cambió, pero la experiencia es la misma; pasó de acetato a casete, de casete a disco y de disco a mp3. Lo importante para quien escucha no es el material físico, sino la música.

En cambio, la lectura sí es el encuentro con el libro.

“Creo que se va a desarrollar y en este sentido, el libro electrónico tiene que ser una herramienta para que se conozca el libro físico”.

 Foto: Alonso San Juan

· Librería Pessoa ·

Cuando tiene oportunidad, Lalo participa en algunas ferias del libro o lleva el material de la Librería Pessoa a facultades de la Universidad Autónoma de Querétaro; así, les recuerda tanto a los alumnos como a los profesores que está cerca y tiene los libros especializados para sus materias, en especial de Psicología.

Además, tiene un pequeño catálogo en algunas cafeterías del Centro Histórico.


· Lo que viene ·

Lalo y la Librería Pessoa siguen creciendo, buscando espacios y presentando nuevas historias a los lectores.

No importa qué te guste leer, si lo haces por educación, entretenimiento, cultura o gusto. Ahí podrás encontrar un título para ti; y si no sabes qué buscas, ve, Lalo te ayudará a encontrar algo que sea para ti, pues no hay libro malo, simplemente el bueno no te ha encontrado.

1 thought on “Librería Pessoa, el vínculo entre lector y autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *