¿QUÉ HISTORIA BUSCAS?

AHORITA LA ENCONTRAMOS.

Lex: curiosidad que lleva a nuevas historias

Cuando estás en la universidad te sientes el dueño del mundo. Es cuando sales que te das cuenta de que si estudiaste Comunicación o Periodismo no tienes muchas opciones laborales. Puedes buscar una empresa y trabajar para ella en Comunicación Social u Organizacional; o entrar a una agencia de diseño; quizá eres más arriesgado y decides ser freelancer. Yo soy Lex Carrasco y aquí una explicación de cómo llegué a Qualia.

Yo empecé a trabajar en un periódico, algo que nunca imaginé.

Después de realizar un proyecto sobre la historia del periódico y empaparme un poco del periodismo queretano, entré a otro.

Ahí conocía a Noah, Alonso y Alejandro. Me gusta pensar que profesionalmente crecimos juntos, aunque debo agradecer todas las cosas que me enseñaron y afortunadamente aprendí.

En ese periódico hacíamos los que pocos querían aceptar, pero que se necesitaba. Desde nuestros diversos puestos en una Redacción, vimos cómo se trabajaba y qué se necesitaba para dirigir un medio de comunicación en Querétaro. Conocimos el trabajo y la dedicación. Aprendimos de lo bueno y divertido, pero crecimos con lo malo y los retos.

Puede ser que “lo tradicional” de los medios de la ciudad fuera lo que nos inspiró a ver las cosas de otra manera y a que nos decidiéramos a arriesgarnos y poner todo lo que pasaba por nuestra mente en papel, o en este caso, en una página web.

No recuerdo cuándo, pero sí la razón en que empecé a interesarme en la cultura de Querétaro, y aunque estar en una oficina me limitaba ir a eventos, aprendí a aprovecharlos y disfrutarlos más. Ahí me di cuenta de que yo veía cosas diferentes a las que normalmente salían en los medios, y no es que no tuvieran una buena calidad, era la agenda que cada quien manejaba.

¿Por qué no poner todo en agenda, entonces? Pues porque no somos tantos. Pero quizá sí pueda acercar ese Queretaro que yo veo a los demás; compartirlo y disfrutarlo.

Me encantaría decir que cuando empezamos Qualia dejamos atrás nuestro trabajo y dimos todo por nuestra revista en línea, pero ser un adulto es más complicado que eso. Tenemos responsabilidades, debemos mantenernos, pagar rentas y créditos, además, nos encanta comer.

Desde un principio sabíamos que nosotros debíamos mantener a Qualia, y desde 2015 lo hemos hecho. Desgraciadamente, el depender de un sueldo fijo en otra empresa, ha provocado que nuestro contenido sea especial, porque sabemos que muchas veces lo generamos en nuestros días de descanso, horas de comida, en las mañanas antes de ir a la oficina y o en la noche, saliendo de trabajar.

Esa es la misma razón por la que para escribir uso un seudónimo. Y no, no tiene nada que ver Lex Luthor con la elección, es solo una extraña variación de mi nombre.

No es que no quiera que sepan lo que pienso, pero sí sé que, por mi situación, debo cuidar ingresos para seguir escribiendo.

Mi intención es compartir el Querétaro que veo. Ese que está escondido y no es para turistas o del que muy pocos saben. Ese Querétaro que crea, a base de sudor, esfuerzo y trabajo. Ese que forman nuestros familiares, amigos, vecinos, conocidos o el que camina por las calles. Ese Querétaro que no es de tradición. Ese Querétaro que somos todos, como Qualia.

Espero que lo disfruten conmigo y ayuden a saciar mi curiosidad, esa que me llevó a investigar cómo funciona Tinder, conocer cómo se abre una librería, escuchar a activistas  o compartir mi experiencia con un tatuaje.

Adoptada por Querétaro desde los 3 años. Amante del cine, los libros, la música, el teatro, la tecnología, la comida, los supehéroes y mucho más. Curiosa por naturaleza y visualmente débil con tristeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *