¿QUÉ HISTORIA BUSCAS?

AHORITA LA ENCONTRAMOS.

Genética, camino al futuro

¿Crees que la genética afecta tu vida diaria? No nos referimos a las cuestiones físicas, sino a la toma de decisiones.

Miguel Pita, doctor en Biología Celular y Genética y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, plantea esta posibilidad en su libro “El ADN dictador: Lo que la genética decide por ti”.

En esta novela, que busca hacer difusión de un tema científico, se explica cómo es que el ADN se involucra en más aspectos de la vida cotidiana de lo que nosotros creemos.

“Hay aspectos de nuestra vida que están completamente determinados genéticamente, pero son los menos, que tienen que ver mucho de ellos con nuestra apariencia física, o con nuestro metabolismo; pongamos, por ejemplo, el color de ojos o determinadas proteínas de la sangre, grupos sanguíneos”.

Para entenderlo mejor, primero necesitamos saber qué es la genética.

Miguel Pita es doctor en Biología Celular y Genética y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid. Foto: Alonso San Juan

GENÉTICA

Juan Pablo Robles, licenciado en Biotecnología por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), con una maestría en Ciencias y un doctorado en Ciencias Biomédicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que la genética estudia todo lo referente a los genes.

“Busca o está estudiando maneras para favorecer o mejorar la calidad de vida del ser humano. Dos áreas muy llamativas es el área de salud, en la que la genética está jugando un papel fundamental para el desarrollo de nuevos diagnósticos, nuevas terapias o encontrar una medicina personalizada; o en el área de la agricultura, para fortalecer los nutrientes en los alimentos o ciertos alimentos, todo para favorecer al ser humano”.

Para él, la genética tiene tres etapas de desarrollo

“La primera fue todo el descubrimiento de las cuestiones genéticas; la segunda etapa es la manipulación genética, para entender perfectamente bien qué hacen los genes; y la tercera etapa va a ser, a lo mejor, generar o crear organismos”.

Juan Pablo Robles es licenciado en Biotecnología por la UAQ, con una maestría en Ciencias y un doctorado en Ciencias Biomédicas por la UNAM

EL ADN DICTADOR

Pita explica en su libro que el ADN es dictador hasta cierto punto, puesto que nuestro entorno, creencias y experiencias influyen en nuestra toma de decisiones; en este caso, el ADN solo podría predisponernos.

“Por ejemplo, muchos aspectos de nuestra psicología están determinados parcialmente por nuestra carga genética, y complementados por lo que es nuestra educación, nuestra formación, nuestro ambiente, el entorno”.

Lo que debemos tener claro es que la genética no decide por nosotros, pero sí nos da libertad de decidir, de interactuar con nuestro ambiente para elegir a través de tendencias a distintos contextos.

¿CREES QUE TU ADN DECIDE?

Le preguntamos a estudiantes de la Universidad Autónoma de Querétaro su opinión sobre la premisa del libro de Pita. El 80 por ciento de ellos respondió que no creen que su genética influyó en su toma de decisión sobre qué estudiar; para ellos, su familia tuvo más influencia en su decisión.

Algunos de los alumnos de la UAQ encuestados.
Foto: Alonso San Juan

Para Robles, decir que la genética rige nuestras decisiones es muy interesante.

“El AND, más o menos, está regulando el 50 por ciento de lo que somos, también todos los factores ambientales nos rigen, y las decisiones cotidianas, pues son un equilibrio entre estas dos posturas”.

HUMANOS MODIFICADOS

En noviembre del 2018, La Vanguardia informó que en China un científico modificó genéticamente a dos gemelas; de acuerdo con la nota, el ADN de las bebés está preparado para resistir una posible infección del VIH.

Sobre la nota, Robles señaló que se debe pensar en las cuestiones éticas en la modificación de seres humanos.

“Hay cuestiones éticas en cuanto a modificar seres humanos, principalmente por la razón de que cualquier cambio genético que se introduzca a un organismo va a estar presente en toda la progenie, en todos los hijos y los hijos de los hijos. Actualmente no contamos con las estrategias para conocer exactamente qué va a pasar en el futuro de estos organismos”.

Para él, haber generado un humano genéticamente modificado es irresponsable por las consecuencias bioéticas que llegan a interferir con las futuras investigaciones. Además, se debe considerar que el VIH es un virus que muta, “entonces la intención de generar seres humanos que sean resistentes a este virus, puede que no sea del todo adecuada, porque en algún momento habrá cetas virales que podrían afectar a estos nuevos seres humanos”.

CIENCIA EN LA VIDA

Para Pita, la ciencia es una riqueza que tiene la humanidad, y que seamos capaces de trascender al conocimiento científico, fenómenos que, de forma instintiva, ni siquiera nos plantearíamos, pero que podríamos explicarlos, como qué es la vida.

“Creo que la perspectiva científica es un regalo y es una herramienta, porque ha servido para cambiar el mundo y en el fondo si uno piensa, nosotros vivimos más gracias a la ciencia, sino seríamos una especia que moriría con apenas 40 años”.

Para Robles, el reto más grande para la ciencia es que la gente se relacione con ella, que en nuestro país haya más divulgación y se entienda el papel fundamental de la ciencia para el desarrollo de la civilización.

GENÉTICA EN EL FUTURO

Aunque científicamente no podemos saber cómo será el futuro, Pita admite tener una opinión de lo que podría pasar; para él, la genética es el futuro.

“La genética va a ser la gran revolución de los próximos años, junto con la inteligencia artificial, y la genética nos va a permitir hacer cambios genéticos. Estamos abriendo la vía de los cambios genéticos, de anticiparnos, de modificar o no”.

Explica que lo bueno de las modificaciones genéticas es que la humanidad será capaz de anticiparse a enfermedades. Lo malo, los posibles nacimientos “a la carta” y la generación de individuos con distintas genéticas, lo que para él pueden ser socialmente nocivas.

EN VIDEO

No te pierdas el video de este especial.

 

Somos todos los que integramos la redacción ambulante de este proyecto; personas que buscan siempre una historia qué contarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *